sábado, 22 de agosto de 2009

Amor homosexual: la otra representación de los sentimientos

Por Israel Mendoza Torres°


Mil veces hemos oído hablar de una manera tajante, fría, denigrante; y hasta cruel de los hombres que deciden mantener un apego sentimental hacia otros de su mismo sexo. Y un sin fin de situaciones que solo hacen que el contexto homosexual, se deshonre y comience a tomar la dirección inversa a la real.

Ayer y hoy, las cosas que suelen romper con lo común a lo ya establecido por una “sociedad”, son enjuiciadas por la forma sin importar el fondo. La discriminación existe, no como antes; pero emerge en los sitios menos esperados.

Sin embargo, al enjuiciar cualquier forma disímil de vida, no se cuestiona objetivamente; siempre con la consigna de lo que otros quieren que pensemos. Y acaso se han preguntado ¿quiénes son?, ¿porqué lo son?, ¿qué sienten entre sí?

Las formas de vida y el disímil desenvolvimiento de las personas en su entorno social, hacen que provoque un choque y estructure una movilización en torno a ello. Es bien sabido que el ser humano es distinto entre sí. También que su representación activa, personalidad, roles, su conducta y hasta sus gustos son parte esencial y de carácter privado del mismo hombre.

Una de estas conductas, que sin duda es una génesis propia, no solo de esta época; sino desde hace ya varios siglos atrás, es así como la sociedad ha estereotipado a la homosexualidad como una conducta irracional, irascible, despegada a lo “natural”.

El apego mudado a otro ser del mismo sexo, ha sido motor de muchas discusiones para la opinión pública, las esferas sociales de cada nación; y sin descartar un vinculo importante para que no sea aceptada esta forma de vida, la iglesia.

Para el aspecto social se ha mantenido un parte aguas. Unos, sí la aceptan u optan por el respeto; y otros, la desprecian, la enjuician o se inclinan por deshacerse de todo indicio a ello (homofobia). Siempre con los enigmas de ¿cómo integrarlos a la sociedad?, ¿cómo entenderlos?, ¿cómo respetarlos?, e infinidad de lineamientos que trazan el círculo de la personalidad humana. Muchos (y en la mayoría de las veces) creados por la misma sociedad.

Remontándonos a siglos atrás, haciendo una y otra vez recovecos por la historia, están un sin fin de leyendas que sitúan a la homosexualidad como una preferencia ya nacida desde ese entonces.

Una tan marcada es la de la catástrofe que cayó a los habitantes de Sodoma y Gomorra del Génesis XIX, 1:



La historia comienza en el momento en que los enviados de Dios (dos ángeles celestiales, bien parecidos) llegaron a la ciudad de Gomorra (habitada por personas jóvenes, maduras y viejas —la mayoría hombres—).

Los ángeles agotados se aferraban a pasar la noche en una plaza de la ciudad. Lot (sobrino de Abraham), quién los recogió a su llegada, les insistió en ir a su casa, en donde les preparó comida y los recibiría como huéspedes especiales. Se llegó el anochecer, los hombres del poblado cercaron la casa de Lot y le pidieron a voces que les entregará a sus visitantes para profanar de ellos en una manera sexual.

A su insistencia, el anfitrión les propone un trueque: entregarles a sus dos hijas —quienes eran vírgenes aún— con el firme compromiso de dejar en paz a sus acogidos. Al no aceptar la propuesta, los vecinos tiraron bajo presiones a Lot, prometiéndole que no solo violarían a los ángeles, sino a él de igual manera al poner resistencia. Al observar lo sucedido a las afueras de la casa, los ángeles hacen uso de sus poderes divinos en dirección a los inquietos sexuales, dejándolos ciegos para que no pudieran hallar la morada.


Al día siguiente, a primera hora, los ángeles advierten a la familia de Lot que tienen que marcharse, ya que la ira de Dios está por caer sobre los hombres de ese pueblo, por sus pecados. Con un cataclismo de llamas de fuego y lluvia de azufre quedaron castigados los habitantes de Sodoma y Gomorra.


Cada quien interpreta las fábulas de la Biblia como mejor le conviene, de acuerdo a sus intereses propios, nunca en base a los extraños. Lo que sí es pertinente mencionar, es que la Biblia, en ningún momento, rechaza el amor entre hombres.

Y es como no solo se relata historias acerca de los castigos de Dios hacia los homosexuales.

También las hay sobre compromisos de amor. Como lo fue el de Jonatán (hijo del rey Saúl) y David (quien derroto al gigante Goliat):

La Biblia narra esta fábula de amor entre personas del mismo sexo, jurándose amor ante Dios hasta la muerte. Y así fue, la muerte rondo por un tiempo, hasta que descansó en manos del corazón de Jonatán, esto bajo la violencia de los filisteos. Con el dolor acogido en el alma de David escribió un poema, en el que menciona en una frase su amor a Jonatán…tu amistad era para mí más maravillosa que el amor de las mujeres”.

Muchos años después, las historias siguieron germinándose, dejando estelas en el camino histórico. Como las del gran adonis Alejandro Magno (356-323 a. C.) — Alejandro, el hermoso, como así le solían llamar— con Hepheastion y Bagoas. Magno, rey de Macedonia, hijo de Filipo II, sometió a Grecia, conquistó Egipto, donde fundó Alejandría.

Mil y una historias más sembradas en la historia de nuestros antepasados, como la de Julio César y Nicomedes. Juan Alejandro de Normandía y Enrique III de Valois de Francia. Hasta la de Hitler con Hermann Goering (de la Fuerza Aérea Alemana) y Albert Speer.

En la época de los romanos, muchos reyes, soldados, en general, mantenían una estrecha relación íntima con otro hombre, aún cuando alguno o ambos (de los involucrados) estuvieran casados con una mujer. En la mayoría de las veces les ocurría a hombres de 45 a 55 años de edad, que evocaban su atención sexual a otros hombres jóvenes de entre 20 y 35 años.



En los siglos en que la literatura tuvo su mayor auge, los escritores, novelistas, filántropos (en el grueso de ellos) eran homosexuales. Sin embrago, no fue un obstáculo para que se convirtieran en parte de la historia por su gran aportación literaria.

Y que en el caso de los grandes historiadores de novelas, o poetas, dejaron un gran legado, tras la escritura que en su momento fueron inspirados por otro hombre.

Entre otros casos muy celebres, que no tienen que ver con los espectáculos; simplemente de figuras en la historia del mundo. Pero si de los famosos artistas se trata, por qué no mencionar a:

* George Michael (cantante internacional)


* Sir Elthon John (Cantante y músico británico; ícono mundial de la música)


* Yves Saint Laurent† (Modisto conocido a nivel mundial)


* Freddy Mercury† (fue integrante de la famosa banda 'Queen')


* Rupert Everett (actor británico, mejor conocido por su papel en la película ‘La boda de mi mejor amigo’, al lado de Julia Roberts)


* T. R. Knight (de la serie televisiva 'Grey’s Anatomy')


* Adam Lambert (cantante. Se dio a conocer en el Reality Show 'American Idol', llevándose el segundo lugar, a pesar de ser el favorito)


* Amadeus (cantante. Su música va dirigida al sector homosexual del mundo)



* Tom Ford (conocido en todo el mundo como diseñador de modas)


* Lance Bass (ex integrante de la famosa agrupación musical ‘N*Sync’; actor y cantante de obras musicales)


* Mark Feehily (ex integrante del grupo musical ‘WestLife’)


* Megan Fox (mejor conocida por su participación en la exitosa película ‘Transformers’; recientemente se declaró bisexual)


Entre muchos más que se han consolidado como íconos de la industria discográfica o de la meca del cine.

Algunos astros del deporte han manifestado abiertamente su homosexualidad como:

* Greg Louganis (ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 1988)


* Matthew Mitcham (clavadista australiano que recientemente ganó la medalla de oro en Beijing)


O bien, escritores que han dejado huella en el libro de la literatura, poesía, periodismo, novela:

* Óscar Wilde† (famoso literato abiertamente homosexual, que le costó la cárcel por engañar a su esposa con otro hombre. Entre sus obras más conocidas está ‘El retrato de Dorian Grey’)


* Emilio Carballido† (dramaturgo y pintor)



* Eduardo García (escritor oriundo de República Dominicana, radicado en Chile. Entre sus obras más conocidas están ‘Feliz cumpleaños: te quiero’ y ‘Días felices’)


Y así, podríamos enumerar a cientos de personas, comunes y corrientes, que han dejado rastro con su talento y pasión.

Con todo esto, se nos abre un panorama más extenso y enriquecedor de lo que es la burbuja que encierra el entorno homosexual, la comunidad gay.

Para las personas que, quizá, no tienen la menor idea de por qué se creo ésta diversidad sexual, emiten un juicio mal intencionado, tal vez, mal dirigido hacia que si es un mal congénito, una desviación hormonal, enviados del demonio, y un sin fin de adjetivos que califican a personas que solo son seres humanos que sienten y que aman como los demás “normales”.

Somos hombres y mujeres que forman parte de la otra representación del amor, que poseemos sentimientos y que lo único que nos diferencia de los heterosexuales, es que amamos a alguien de nuestro propio sexo.

El amor entre dos hombres o entre dos mujeres existe. No podemos tapar el sol con un dedo sólo por el simple hecho de que unas cuantas personas no respetan a los demás.

Aún no hay hallazgos científicos que avalen la infinidad de teorías respecto a la sexualidad diversa que existe en los seres humanos (incluso, en los animales). Pero así como existen diversas razas, en la sexualidad también hay variedad.

No dejen que la ignorancia los sorprenda cuando a alguien se le ocurra demeritarlos por su preferencia sexual… debemos de leer mucho para una defensa inteligente, y no absurda e ignorante. Hasta muy pronto!!!



Copyright © 2009 Israel Mendoza Torres El contenido de éste blog se encuentra resguardada bajo los términos del Derecho de Autor Prohibida su reproducción parcial o total sin autorización por escrito de su autor.



° Israel Mendoza Torres es Comunicólogo, Periodista, Escritor, Poeta e Informático-Administrativo



Fotografías:

Copyright 01 ©: CorbinFisher Modelos Derek y Micah
Copyright 02 ©: Desconocido (tomada de internet) - Sodoma y Gomorra
Copyright 03 ©: Desconocido (tomada de internet) - Jonatán y David
Copyright 04 ©: Desconocido - Alejandro Magno y Hepheastion
Copyright 05 ©: Unzipped Modelos desconocidos
Copyright 06 ©: Desconocido - George Michael
Copyright 07 ©: Desconocido - Elton John
Copyright 08 ©: 1985 AP - Yves Saint Laurent
Copyright 09 ©: Desconocido - Freddy Mercury
Copyright 10 ©: Desconocido - Rupert Everett
Copyright 11 ©: Playbill - T. R. Knight
Copyright 12 ©: Desconocido - Adam Lambert
Copyright 13 ©: SitioOficial - Amadeus
Copyright 14 ©: Desconocido - Tom Ford
Copyright 15 ©: Tara - Lance Bass
Copyright 16 ©: Desconocido - Mark Feehily
Copyright 17 ©: Desconocido – Megan Fox
Copyright 18 ©: Desconocido - Greg Louganis
Copyright 19 ©: Desconocido - Matthew Mitcham
Copyright 20 ©: Desconocido - Oscar Wilde
Copyright 21 ©: Desconocido - Emilio Carballido
Copyright 22 ©: Eduardo García (cortesía para Israel Mendoza Torres) - Eduardo García
Copyright 23 ©: Desconocido Modelos desconocidos

4 comentarios:

Manuel Alejandro dijo...

Saludos amigo, muy interesante tus blogs, me han gustado y los seguire leyendo de vez en cuando, te invito a visitar el mio...un abrazo desde Venezuela..

Israel Mendoza Torres dijo...

Muchas gracias, Manuel Alejandro. Muy original el tuyo. Aprenderé. siempre se aprende de todo y de todos. Muchos saludos hasta Venezuela, donde tengo una columna en 'ÓrbitaGay'.

Anónimo dijo...

uyyyyyyy q mentirosos son... Mark Feehily de Westlife, aun es integrante de esta banda... q les pasa, la banda aun se encuentra bin posicionada en el medio de la musica, actualmente se encuentran promocionando su mas reciente trabajo Where We Are de Noviembre 30 del 2009. El unico q se salio de la banda fue Brian McFadden, pero los otros 4 (Shane,Nicky,Kian y Mark) siempre siguen dentro de la banda como siempre. Mucha atencion eh? Exitos!

Carlos dijo...

Hola Israel. Me gustó mucho tu artículo. Se ve que eres una persona responsable y que te apasiona tu trabajo. Yo soy un chico mexicano de 17 años. Tengo muchas dudas respecto a este tema y mi orientación. Me encantaría mantener correspondencia contigo o quizás puedas recomendarme más artículos. Gracias.